Entender la luz para programar materiales en Vray.

ior

En el mercado existen muchos programas y plugins donde podemos lograr acabados ciertamente realistas en nuestras imágenes creadas en a partir del 3D.

Vray lleva ya varios años siendo uno de los pioneros en el acabado foto-realista, es decir conseguir imágenes de primera categoría casi iguales a la fotografía convencional a partir de cálculos matemáticos.

Con el paso del tiempo el plugin ha conseguido llegar a niveles donde es difícil distinguir si la imagen fue tomada con una cámara en la vida real o si fue producida a partir de una escena en un programa de 3d.

Para sentirse cómodo con el plugin es necesario comprender que es la luz, cómo incide en los objetos y cómo afecta al alrededor, conocer el origen, como viaja y como "aterriza" ósea rebota.

En realidad el Vray es un excelente simulador de  luz real, ya que hace sus cálculos basados en el principio de la Iluminación Global y las propiedades físicas de cada material. No es necesario ser un experto en la Física para poder configurar materiales casi idénticos a los que nos encontramos en la vida real.

Existen muchos parámetros para elaborar un material pero es importante entender 3 definiciones básicas que van relacionadas con la luz: el difuso, la reflexión y la refracción. Todo material creado por el plugin cuenta con al menos una de estas definiciones configurada.

El difuso es entenderlo mejor como el color que tiene el material, puede ser cualquier color en la gama RGB o una imagen de varios formatos, pudiendo ser esta, jpg, bmp, etc....

La reflexión es una definición basada en como rebota la luz en el objeto; si es un objeto muy brillante la luz rebotara en el objeto y seguirá viajando hasta rebotar infinitamente, a esto se le llama también luz especular; si un objeto es mate la luz rebotara pero se difumara en varios rayos y el viaje de la luz será más corto, a este rompimiento del rebote se le llama luz difusa y también es configurable. Todo objeto en la tierra refleja luz aunque nuestro ojo no lo perciba.

El ejemplo más sencillo de una reflexión al máximo es un espejo y un reflejo difuso es el de una piedra volcánica.

La refracción es una definición basada como como viaja la luz a través de un objeto, es decir  esta lo atraviesa.

Para manejar o configurar la refracción existe el parámetro llamado IOR. (Index of refraction). Existen tablas que contienen el IOR de cada objeto, desde el objeto más transparente hasta el más traslucido: No es lo mismo la refracción de un cristal que de un diamante.

En internet existen muchas tablas de IOR para consultarlas gratuitamente.
Todo material puede ser programado con estas tres concepto, por eso al hacer nuestras librerías es preciso saber y entender que efectos y acabados deseamos conseguir. Al trabajar con el editor de material de Vray es recomendable empezar a prestar detalles de los materiales que se quieran imitar pues es en la luz y sus rebotes donde está la clave para un resultado satisfactorio.

Share your thoughts