Fotorrealismo en tiempo real: NVIDIA incorpora la tecnología raytracing.

NVIDIA, una de las empresas líderes en desarrollo de unidades de procesamiento gráfico, ha dado un gran paso hacia el fotorrealismo. Finalmente presentó en el evento Gamescom 2018, la familia de tarjetas gráficas que estrenan la nueva arquitectura Turing: las increíbles Nvidia GeForce RTX 2000.

Principalmente en esta nueva generación se incorpora la tecnología de renderizado Ray traicing, muy utilizado en el ámbito cinematográfico para generar los fotogramas de las películas. Microsoft se suma en esta línea ya que tambien la ha agregado como una extensión de la librería DirectX 12. Chaos Group no pierde la oportunidad de aprovechar la tecnología Turing y se suma lanzando su Proyecto Lavina, escrito en Direct X Raytracing.

El algorítmo recursivo de renderizado raytracing se incorpora en la tecnología turing de la nueva generación de placas NVIDIA para lograr un asombroso fotorrealismo.

Para lograr una imágen bidimensional fotorrealista se utiliza el algoritmo creado por Arthur Appel y perfeccionado por Turner Whitted en 1979, ya que logra simular con mucha precisión el comportamiento real de la luz en los objetos.

Cada rayo que nace de la cámara virtual, pasa por el centro de los pixeles del plano perpendicular a la cámara y choca con el objeto tridimensional para poder emitir la longitud de onda que nos dará el color de dicho pixel. Gracias al algoritmo recursivo de renderizado un solo rayo rebotará tantas veces como sea necesario para imitar el comportamiento de la luz.

El resultado de este proceso es la imitación realista de lo que sucede con los objetos cuando la luz incide en ellos. Los fenómenos que se producen son la refracción, reflexión y sombrasEl problema que surge de resolver esta ecuación no es la complejidad, sino la cantidad de cálculos necesarios que debe realizar nuestra GPU para producir esta imágen. Hasta ahora no era eficiente realizar estos cálculos en tiempo real.

Gracias a los nuevos núcleos RT core dedicados a realizar este tipo de cálculos, es posible realizar un renderizado híbrido ya que podrémos elegir si utilizar la tecnología tradicional raster o raytraicing en una misma imágen para lograr el balance perfecto entre tiempo y calidad.

Las tarjetas gráficas incorporan un algorítmo de inteligencia artificial que permitirá el aprendizaje continuo y la optimización del proceso luego de cada renderizado. 

Para finalizar, estas unidades incorporan inteligencia artificial, un algoritmo que permitirá el aprendizaje continuo luego de cada renderizado para disminuír la cantidad de rayos que es necesario procesar en cada imágen. Desde ADIT creemos que es un gran avance en el renderizado en tiempo real, que optimizará la eficiencia en el renderizado, sin la necesidad de esperar mucho tiempo para obtener resultados finales.

Share your thoughts