Científicos imprimen en 3D un prototipo viable de ojo biónico.

El desarrollo científico impreso en 3D que emula en forma y función al ojo humano: Los investigadores han logrado instalar fotorreceptores en una superficie curva, un paso anterior al ojo biónico; Esto supone un avance sin precedentes en el campo de la biónica, que abre paso a futuras investigaciones que allanan el camino hacia la fabricación de un ojo completamente viable.

Se trata de un equipo desarrollado para el equipo científico de la Universidad de Minnesota que ha conseguido imprimir en 3D por primera vez un conjunto de receptores de luz sobre una superficie hemisférica que convierte la luz en impulsos eléctricos que se envían al cerebro, lo que podría servir en el futuro para curar la ceguera o mejorar la visión de las personas no videntes.

En está ocasión decidieron ir un poco más allá y probar la fabricación aditiva en superficies redondeadas. Utilizando tintas con nanopartículas de plata sobre una película de cristal hemisférica.

"Los ojos biónicos generalmente se consideran ciencia ficción, pero ahora estamos más cerca que nunca usando una impresora 3D multimaterial", dijo Michael C. McAlpine, coautor del estudio y profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Minnesota Benjamin Mayhugh.

McAlpine y su equipo están enfocados al desarrollo de dispositivos electrónicos, elementos biológicos e impresiones 3D en una única plataforma pero en está ocasión decidieron ir un poco más allá y probar la fabricación aditiva en superficies redondeadas utilizando tintas con nanopartículas de plata sobre una película de cristal hemisférica , secándose casi al instante.

Los investigadores explicaron que luego utilizaron fotodiodos, es decir polímeros semiconductores para convertir la luz en electricidad. Todo el proceso tomó alrededor de una hora. McAlpine afirmó que la conversión de luz en electricidad confeccionado con semiconductores impresos en 3D era un 25% más eficiente.

"Teníamos un largo camino por recorrer para imprimir de forma confiable los componentes electrónicos, pero nuestros semiconductores impresos en 3D no podían competir con la eficiencia de los dispositivos semiconductores fabricados en instalaciones de microfabricación", dijo McAlpine. Además, podemos imprimir fácilmente un dispositivo semiconductor en una superficie curva ".

McAlpine afirmó que la conversión de luz en electricidad confeccionado con polímeros semiconductores impresos en 3D era un 25% más eficiente.

En un futuro se anhela crear un prototipo con receptores de luz cada vez más eficientes. Los investigadores también desean encontrar una impresión sobre un material hemisférico flexible que se pueda implantar como un ojo real.

Las impresoras 3D fabrican los objetos poco a poco, colocando material en solitario donde se necesita, por lo que puede crear objetos de geometrías que no se pueden obtener gracias a la inyección de material en moldes.

La industria de la impresión 3d sigue avanzando sin cesar en la producción de objetos, pero tambien comienza a entrar en la producción de órganos para el cuerpo humano. Descifrar esos algoritmos que imitan las distintas partes de nuestro sistema creadas por la naturaleza es una tarea del diseño biodigital.

Share your thoughts