¿Desaparecerá la construcción tradicional con la industria 4.0?

La transformación digital ha provocado una disrupción en diferentes sectores económicos y la industria de la construcción no es una excepción. Al respecto hay cierto escepticismo, ya que a diferencia de otras industrias, la construcción tiene un producto físico que entregar. Sin embargo, la industria 4.0 está transformando los procesos tradicionales de construcción. Por medio de la aplicación de algoritmos en la inteligencia artificial, la automatización y otras aplicaciones tecnológicas se pretende incrementar la productividad y reducir el uso de recursos naturales y humanos.

La industria 4.0 podría transformar la construcción tradicional, incrementando la productividad y reduciendo el uso de recursos naturales y humanos.

Actualmente, diferentes startups de diseño, arquitectura y construcción están enfocadas en revolucionar el futuro de la construcción. Un ejemplo es la empresa Biult Robotics que está desarrollando un tractor robótico que funciona por medio de sensores especiales y el sistema GPS. El objetivo es que el tractor sea controlado por medio de una aplicación y realice excavaciones siguiendo las coordenadas indicadas en los planos constructivos.

Otro ejemplo, es la empresa japonesa Komatsu que además de diseñar maquinaria automatizada, está desarrollando diferentes aplicaciones tecnológicas para gestionar la construcción de edificios. La aplicación smartconstruction permite verificar el progreso en la construcción y visualizar el sitio de trabajo en teléfonos inteligentes en cualquier momento y en cualquier lugar. Esta herramienta también facilita la colaboración en equipo en tiempo real por medio de un portal basado en la nube para compartir información.

Muchas empresas están enfocadas en transformar el futuro de la construcción mediante soluciones como la impresión 3d de edificios y el uso de maquinaria automatizada.

El último ejemplo es la empresa china Winsun que desarrolló la primera impresora 3d continua para la construcción. En 2013 construyeron el primer lote de 10 casas ensambladas con muros impresos con un material compuesto por cemento, arena, fibra y un aditivo patentado. Una ventaja del material de impresión es que puede elaborarse hasta en un 50% con residuos de demolición contribuyendo a reducir los impactos al medio ambiente. La impresión 3d reduce drásticamente los tiempos de construcción y la cantidad de mano de obra, además disminuye desperdicios y externalidades negativas como el ruido y el polvo.

http://www.studioseed.net/services/  

Los nuevos procesos constructivos abren nuevas oportunidades de diseño para los arquitectos, por lo tanto, cada vez adquieren mayor relevancia las consultorías para incorporar herramientas tecnológicas en el desarrollo de nuevos proyectos. Finalmente, una barrera para la expansión de la construcción 4.0 es que requiere mano de obra sumamente especializada. La capacitación y preparación de la gente que se emplea en la construcción es un proceso largo y que requiere inversión. Por consiguiente, los sistemas de construcción tradicionales todavía no pueden ser remplazados totalmente.

Share your thoughts