Desarrollo en algoritmos impactan en la eficiencia energética en la construcción.

Un algoritmo es un conjunto de acciones o secuencias de operaciones que, ejecutadas en un determinado orden resuelven un problema. Durante los últimos años, diferentes áreas se han enfocado en crear algoritmos para solucionar diversos problemas.

Una de las áreas que tiene una estrecha relación con los algoritmos es la arquitectura, y un ejemplo de ello, es la solución que ha desarrollado Indoorclima.

Se trata de SGClima, un pequeño dispositivo que se conecta con la instalación eléctrica del edificio  y que consigue (a través de diversos algoritmos) optimizar y conducir el consumo energético de manera autónoma, lo que permite un ahorro importante de energía.

SGClima es capaz de controlar el consumo de iluminación, electricidad, climatización y otros dispositivos electrónicos con la ayuda de Big Data y la Inteligencia artificial. Su software registra el funcionamiento de la instalación del edificio para recaudar datos e información del uso que se está dando al consumo energético.

Para una mayor eficiencia energética, SGClima buscará algoritmos personalizados en cada situación para llevar a cabo las acciones necesarias automáticamente.

Estos datos son procesados y luego comparados con más de 550 equipos de climatización y con más de 350 millones de registros de comportamientos que se encuentran en la base de datos de la compañía. El software analiza en periodos de 5 minutos los parámetros obtenidos y calcula el potencial ahorro que podrían tener los usuarios, de esta manera, el usuario conocerá el consumo de ahorro diario que obtiene.

La gestión en la climatización es un factor clave en la construcción de edificios inteligentes, tanto en términos económicos como en términos ambientales. Recordemos que el gasto en climatización en hoteles, oficinas o shoppings puede suponer hasta un 65% del costo total.

SGClima es capaz de controlar el consumo de iluminación, electricidad, climatización y otros dispositivos electrónicos con la ayuda de Big Data y la Inteligencia artificial.

Para una mayor eficiencia energética, el sistema buscará algoritmos personalizados en cada situación para llevar a cabo las acciones necesarias automáticamente. Asimismo, el software analiza el sistema en busca de posibles errores y avisa cuando hay que llevar a cabo un mantenimiento preventivo, cuando hay que cambiar los filtros o si existe una fuga de refrigerante, consiguiendo tener un rendimiento de 100%.

La gestión en la climatización es un factor clave en la construcción de edificios inteligentes, tanto en términos económicos como en términos ambientales.

Google por ejemplo, usa inteligencia artificial para reducir su factura de luz. DeepMind es una de las muchas adquisiciones de la empresa y está centrada en la inteligencia artificial; el algoritmo de DeepMind se dedica a cambiar parámetros de funcionamiento de los diferentes equipos para conseguir la máxima puntuación posible, que este caso se traduce en una mayor eficiencia en el uso de energía.

 

 

Share your thoughts