12 razones por las que un diseñador de joyas debería usar algoritmos

Razón 1) La tecnología está cambiando no sólo los métodos de fabricación, también los procesos de diseño y la relación con el cliente. En joyería, como en otras industrias, el uso de algoritmos es el mejor método para el desarrollo innovador, y software como Grasshopper y Rhinoceros lo hacen accesible para todo el mundo. Desde SEEDStudio ofrecemos formación a diseñadores, servicios de diseño generativo-paramétrico a empresas, pronto ofreceremos una plataforma online de venta de diseños y algoritmos de joyería, y continuamos con el desarrollo de herramientas que ayudarán a la evolución de los procesos de diseño y fabricación en el sector joyero.

GGif

Interfaz de Rhinoceros y Grasshopper

 

Razón 2) Disponemos de Peacock, una extensión gratuita de herramientas paramétricas para modelar joyas con Grasshopper. Permite usar las herramientas más habituales del modelado de joyería 3d en un entorno de programación visual, para crear joyas paramétricas y diseños generativos que hacen mucho más con mucho menos. En un corto y mediano plazo tendremos una nueva versión mucho más potente, más generativa y de código abierto. Contamos con el creador de Peacock como uno de los tutores de nuestros workshops de joyería generativa.

Peacock y un anillo sello que cambia de forma según la piedra que le demos.

 

Razón 3) Un algoritmo es una secuencia de procesos que realiza una tarea específica, o unas instrucciones que devuelven un resultado que está determinado por parámetros. En lugar modelar sobre el objeto, modelamos el algoritmo que genera el objeto, pudiendo modificarlo en cualquier momento cambiando sus parámetros numéricos, geométricos, o de cualquier tipo de dato. Parametrizando nuestras joyas exploramos fácilmente distintas soluciones formales de la misma idea, para encontrar las que satisfagan nuestros criterios estéticos o los de nuestro cliente.

 

Razón 4) No existen inconvenientes con las medidas (grosores, distancias) en las joyas paramétricas, podemos ajustar todas las variables del diseño en cualquier momento, no hace falta repetir nada. Si una clienta está interesada en un anillo, podemos ajustarlo a su talla de dedo, realizar cambios formales o customizarlo al gusto de la clienta, con un coste mínimo. E incluso poner la parametría en una página web para que el cliente pueda personalizar el diseño a su gusto y formar parte del proceso de diseño antes de comprarlo.

 

Razón 5) Hacer piezas exclusivas es más rentable porque podemos variar un diseño usando, por ejemplo, solamente un número. Si cada segundo le damos un número distinto, tendremos un diseño único cada segundo. Usando pseudo-aleatoriedad podemos hacer variaciones de un diseño, que serán similares en su conjunto, pero exclusivas para cada clienta.

Decenas de piezas exclusivas solamente cambiando un número.

 

Razón 6) Con Grasshopper podemos crear nuestras propias herramientas con mucha facilidad, para volver a usar un procedimiento en el futuro sin necesidad de repetir el algoritmo. Automatizamos todos los procedimientos frecuentes para ser más eficientes, e incluso ya hay quien vende sus propias definiciones de Grasshopper (el algoritmo gráfico o circuito de componentes) para que otros diseñadores puedan trabajar más rápido o realizar funciones interesantes con esa herramienta.

Arriba el algoritmo que genera un carril con gemas y garras. Abajo el algoritmo se convirtió en una herramienta (seleccionado en color verde) aplicado con otros parámetros.

Arriba el algoritmo que genera un carril con gemas y garras. Abajo el algoritmo se convirtió en una herramienta (seleccionado en color verde) aplicado con otros parámetros.

 

Razón 7) A medida que vamos diseñando más con Grasshopper, podemos disponer de más herramientas que agilizan los procedimientos rutinarios, o especializarlas en nuestra línea de diseño o la de nuestra marca, o en nuestras impresoras y fresadoras, mejorando significativamente la eficiencia y reduciendo nuestras horas de trabajo. Trabajar con procedimientos en lugar de comandos hace que el proceso de diseño sea mucho más rentable.

 

Razón 8) En lugar de modelar un algoritmo que genere un diseño sobre, por ejemplo, un anillo, podemos hacer que genere el diseño sobre cualquier superficie. Si le damos una superficie de anillo, se generará el diseño sobre la forma de anillo, si le damos la superficie de un pendiente, el diseño se aplicará al pendiente. Hacemos que la geometría, como una superficie o una curva, sea el parámetro que establece donde se crea el diseño, pudiendo así hacer un anillo, una pulsera, unos pendiente, un colgante... toda una colección, con la misma idea de diseño, solamente cambiando parámetros. En lugar de tener que rehacer un nuevo diseño, usamos el mismo algoritmo para crear colecciones de joyería muchísimo más rentables.

Pequeña colección realizada con el mismo algoritmo, solo cambiando parámetros.

Pequeña colección realizada con el mismo algoritmo, solamente cambiando parámetros como la curva donde se genera el diseño.

 

Razón 9) Si automatizamos la variación de los valores de los parámetros y guardamos el resultado, estamos automatizando la producción de joyas. Podemos decirle al ordenador que cada segundo cambie los parámetros del diseño automáticamente y que guarde el modelo resultante para obtener en cada segundo una variación de nuestra joya generativa. En 5 minutos tendríamos 300 variaciones distintas. Se puede ofrecer exlusividad en la producción en masa o usar altas producciones para seleccionar los modelos 3d que menos coste suponen fabricar.

Colección automatizada para crear altas producciones a muy bajo coste.

 

Razón 10) Podemos integrar el factor económico en el proceso de diseño para calcular todos los costes de producción en vivo y ajustar la parametría atendiendo a este importante factor. De esta manera optimizamos las medidas para reducir costes de metal, o utilizamos algoritmos genéticos muy fácilmente para que el ordenador busque por nosotros los parámetros más óptimos para minimizar el coste de metal. O incluso crear automáticamente un escandallo en Excell para registrar los costes de nuestra producción desde el mismo proceso de diseño.

 

Razón 11) La capacidad creativa o los horizontes para la imaginación crecen exponencialmente gracias a software generativo/paramétrico como Grasshopper. Podemos modelar geometría compleja con facilidad, formas orgánicas, recursivas, patrones interesantes, formas inalcanzables con otros software... en definitiva, más capacidad para innovar en el diseño de joyas y destacar sobre la competencia.

AnilloReptil2016_GIF

 

Razón 12) Desde SEED estamos preparando una plataforma online especializada en joyería generativa, para que esta disciplina evolucione por y para la comunidad, no por intereses privados. Un espacio de colaboración entre diseñadores: con un foro para realizar consultas y ayudar a otros; para compartir algoritmos de joyería o venderlos; donde todo el mundo tenga la misma oportunidad para dar a conocer su talento; y con tienda online para venta de diseños directamente al cliente. Nosotros apostamos por dar formación a profesionales y empresas, por ofrecer todos los servicios del diseño generativo de joyería, por desarrollar software de código abierto, y por crear sistemas de interacción que permitan a cualquier interesado del sector joyero mejorar sus procesos de diseño, rentabilizar más sus horas de trabajo, y destacarse sobre la competencia innovando con el uso de algoritmos para joyería.